Enlaces Educanada / Blog  / ¡Mente sana! Evitando el estrés

¡Mente sana! Evitando el estrés

El 10 de octubre fue el Día Mundial de la Salud Mental, un tema tan importante pero aún poco comentado. Y cambiar de país puede ser maravilloso, pero muy desafiante. Muchas veces nos enfrentamos a nuevos hábitos, costumbres y culturas que deberíamos hacer parte de nuestras vidas – y esta transición puede afectarnos más de lo que pensamos.

Para ayudarte en esta nueva etapa de tu vida en Canadá, en Canucks Exchange, junto con dos expertas, la psicoterapeuta Paula Coutinho y la nutricionista Vanessa Montagner, hemos reunido 10 consejos para ayudarte a mantener una mente sana.

1. ¡Valórate!

Sabemos que la vida de un estudiante de intercambio puede ser estresante, entre clases, turismo y a veces trabajo. Pero nuestra mentalidad y las conversaciones que tenemos con nosotros son uno de los aspectos más importantes de nuestro bienestar general. A menudo somos muy duros con nosotros mismos, despreciando nuestros logros e incluso renunciando a oportunidades porque la voz interior insiste en que no somos capaces o suficientemente buenos. Tales pensamientos pueden tener una fuerza mayor de lo que imaginas. Recuerda: No te digas a ti mismo lo que no le dirías a tu mejor amigo.

2. Estar presente y consciente

Mucha gente sale en busca de la “felicidad”  y los estudios son claros: la práctica de la atención plena, la meditación y la atención plena te hace capaz de prestar atención en el momento presente, controlar tus emociones y alejar los pensamientos negativos conectar contigo mismo. En teoría puede parecer simple, pero requiere mucha práctica y perspicacia.

3. Involucrarse con la gente adecuada

La pareja de apoyo  “Dime con quién andas y te diré quién eres”

Ese viejo proverbio es famoso por una razón. Todos estamos hechos para las conexiones humanas. Sin embargo, todos sabemos que hay amigos que te ayudan a crecer, que se alegran de tus logros y que te hacen la mejor versión de ti mismo. Pero también hay quienes hacen lo contrario, siempre te menosprecian y no te merecen.

 

La psicoterapeuta Paula Coutinho deja el consejo: Echa un vistazo a la gente que te rodea y pregúntate si contribuyen a tu crecimiento, o te impiden alcanzar tus objetivos.

4. Dormir con los ángeles

De nuevo, sabemos que la nueva vida en un nuevo país puede ser un poco caótica, así que el descanso es un bien escaso. Es la primera que se deja de lado cuando surgen otras prioridades en nuestras vidas, ya sea el estudio, el trabajo o la socialización. Pero tu cuerpo y tu mente necesitan la energía para trabajar a plena capacidad y hacer frente a las tensiones de la vida cotidiana.

Así que vamos, ponte tu pijama más cómodo, apaga las luces y duerme bien.

5. ¿Dormiste? ¡Ahora despierta y haz algo de ejercicio!

Sí, lo sabemos… estás cansado de conocer los beneficios de la actividad física. ¿Conoces a alguien que no sea consciente de tales beneficios? Sin embargo, pocos crean realmente una rutina de ejercicios y hábitos regulares. El lema aquí debería ser: Menos promesa y más acción.

No estamos diciendo que necesites correr un maratón, o hacer un Iron Man – Las investigaciones recomiendan que de 20 a 30 minutos al día, 3 o 4 días a la semana es suficiente para disfrutar de los beneficios físicos y mentales de la actividad física.

Esta práctica regular no sólo es buena para el corazón y los músculos, sino que también ayuda con una amplia gama de problemas, desde el estrés hasta la ansiedad y la depresión.

¡No más excusas! No tienes que pagar la cuota mensual de un gimnasio de lujo o de un entrenador personal caro – toma una zapatilla de deporte y sal a caminar al aire libre – aprovecha la oportunidad de conocer tu nuevo hogar en Canadá

6. Comer bien

Comer sano… En cuanto a la comida, la nutricionista Vanessa Montagner dice que “la calidad de vida comienza de adentro hacia afuera”. El profesional aconseja mantener una dieta equilibrada, rica en fibra, proteínas y vitaminas, evitando los alimentos procesados e industrializados. Y durante estos meses de invierno en Canadá, como no tenemos mucho sol, la tendencia es mantenerse con bajos niveles de vitamina D, y se recomienda la suplementación. La deficiencia de esta vitamina puede causar baja inmunidad, depresión, alergia, entre otros – así que, ¡atención extra!

7. Ayuda al siguiente

No es egoísmo, ayudar a otras personas te hará sentir mejor contigo mismo. Haz algún tipo de voluntariado, ayuda a esa señora a cruzar la calle, ¡es bueno para todos los involucrados!

8. Evitar el alcohol y otras drogas

Cuando la salud mental se ve afectada, es tentador recurrir a los productos químicos en busca de una solución. Pero recuerde: estas soluciones, este alivio sólo será temporal, y una vez que el efecto haya terminado, puede ser aún peor para su bienestar.

9. Encuentra tu manera de lidiar con el estrés

Dese cuenta de que esta es SU manera de lidiar con el estrés, no UNA manera. Cada persona es una persona – algunos pueden relajarse haciendo un dibujo, otros con un paseo, o un largo baño. Encuentra lo que funciona para ti e insértalo en tu rutina.

10. Haz planes para tus metas

Tener un objetivo siempre es bueno, pero es fácil decepcionar si se presta atención sólo al resultado final. Haz un plan: ¿qué pretendes y PUEDES hacer para que este objetivo se haga realidad? Escriba (así es, tome un lápiz y un papel) cada paso del proceso, y hágalo paso a paso – ¡cada paso ganado es una victoria!

LEAVE A COMMENT

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Instagram
× Contáctanos para más información